¿Cuáles fueron los primeros detectives privados de la historia de España?

Los detectives privados en España

Por otra parte, en España hubo que esperar hasta el siglo XX, concretamente hasta 1907, para que se fundara la primera agencia de investigadores privados en Barcelona. Conocida como La Internacional, se tiene noticia de ella porque se anunciaba en los periódicos como “Gran detective particular para asuntos secretos”.

Posteriormente se inauguraron la American Office, Detectives Office y L’Humanité en Barcelona y La Protectora y la Oficina Internacional de Detectives en Madrid. Algunas de ellas se mantuvieron abiertas durante los años siguientes y, en la década de 1920, aparecieron en la guía “International Police and Detective Directory”, que se alzó como el directorio de referencia internacional en el sector de la investigación privada.

Detectiv_la_Internacional_1908-300x130 ¿Cuáles fueron los primeros detectives privados de la historia de España?

Regulación oficial

No obstante, se trataba de una profesión que no tuvo una regulación oficial y reconocida hasta que, en 1951, se creó una orden que reglamentaba las actividades de las denominadas Agencias Privadas de Investigación.

Y uno de los principales impulsores fue Eugenio Vélez-Troya, considerado el primer detective privado español reconocido oficialmente que, además, fundó y presidió, en 1958, la primera Asociación Nacional de Detectives de España. Su larga carrera –trabajó durante más de 50 años- y su gran experiencia han propiciado que sea considerado como uno de los investigadores privados más importantes de la historia de la profesión en España.

Llámanos