Blog

Carnet del buen progenitor

blog-buen-progenitor-662x1024 Carnet del buen progenitor

Nadie le quiere decir al niño que eso no es una mochila para ir al cole

Como habrás podido observar en tu vida cotidiana, cada vez hay más divorcios. La desestigmatización del matrimonio “hasta que la muerte nos separe” es más clara que nunca. En pleno siglo XXI no hacen falta motivos excepcionales para finalizar  una relación.

Ahora trata de explicarle esto a cualquier niño que se haya criado viendo las películas de Disney donde todo es maravilloso y solo hay príncipes y princesas, el bueno gana, el malo pierde… Se antoja bastante difícil, ¿Verdad?

Pues no. Los niños son mucho más inteligentes de lo que creemos y si nos sabemos explicar pueden entender cualquier cosa.

Esta introducción viene a colación de los hijos, uno de los pocos nexos de un matrimonio fallido, sin contar la hipoteca, el coche, el negocio, ese terrenito en herencia, las amistades del uno, las amistades de la otra, los bares a los que ibais juntos, los suegros, las suegras… A lo que iba, un niño no se puede tirar, aunque cada progenitor tire de él hacia su lado.

Algunos tiran de los niños porque realmente los quieren y ese es su objetivo prioritario, es lo que conocemos como “personas normales”: tienen un hijo y para ellos es lo primero. Sin embargo hay otros tipos de progenitores, de los que pasaremos a hacer una lista:

  • Hortelano: es aquel que no quiere al niño para sí, pero tampoco quiere que se lo quede el contrario. Es fácil de identificar porque el niño se queda siempre con los abuelos mientras  trabaja, va de compras, ve el partidito, juega la partidita, bebe sus quintos, sale hasta las tantas, mira las nubes… cualquier cosa menos la que le corresponde. Pero eso sí, que el niño es suyo aunque a la hora de la verdad ni lo conozca.

 

  • Inocente: es el que descarga toda la culpa en el contrario, culpándole de los males propios y parte de los de la humanidad. El niño es el confesor, por supuesto, para qué contarle tus penas a un psiquiatra cuando tienes a tu propio hijo menor, que lo ves un par de días a la semana y te sale gratis cargarle tus taras. Aderezar las penas culpando al contrario es lo ideal para ese cóctel de ideas que se está formando en la cabeza de la pobre criatura, que no tiene ninguna culpa de la estupidez de los adultos.

 

  • Consentidor: este se cree que es bueno porque llena a su niño de cosas. De todas las cosas que quepan en sus pequeñas manitas, menos de tiempo, que como bien sabes no se puede pesar en kilos ni medir en metros. ¡¡Mira que regalo más guay te he comprado!! ¡¡Cuántas cosas te compro!! ¿Quiéres ese juguete?... Lógicamente, un niño quiere jugar, pero si es posible quiere hacerlo con sus padres. Los regalos vacíos no sirven de nada. Un gran ejemplo de este tipo de progenitor nos lo dió una marca de muebles sueca bastante modestita, en su magistral campaña “La otra carta”.

  • Ausente: el que ni está, ni se le espera. El único contacto que tuvo con su hijo fue en el momento de engendrarlo, luego desapareció. Y cada día, cuando su hijo pregunta, no responde. Con el tiempo la pregunta pasará a ser cada semana, cada mes… hasta que llegue el momento en el que no desee saber la respuesta.

Estos cuatro tipos son los que solemos encontrarnos en nuestro trabajo.  Pero recientes estudios de la prestigiosa universidad Pocoyó en Fondo de Bikini, llevados a cabo por expertos infantiles defienden la existencia de un quinto tipo, del que hasta ahora se cree que es un ser mitológico:

  • Unicornio: los padres ya no viven juntos, pero siguen siendo cordiales. Siempre dicen cosas buenas el uno del otro delante de sus hijos. Juegan con ellos, les dedican tiempo, comparten las aficiones e intereses que tienen los niños, posponen o cancelan sus planes si interfieren con la salud o bienestar de los pequeños y sobre todas las cosas, los escuchan y los quieren.

Si has llegado hasta aquí sin identificar a ninguno de los tipos te pido que nos lo hagas saber, esta rara avis requiere ser catalogada ipso facto. Pero como lo más probable es que conozcas algún caso, te aconsejo que lo consultes con nosotros de manera totalmente profesional, discreta y gratuita.

Si no perteneces a esta lista, enhorabuena, ya tienes tu carnet del buen progenitor.

10 señales que pueden alertarte de que tu pareja es infiel (2ª Parte)

infidelidad-22 10 señales que pueden alertarte de que tu pareja es infiel (2ª Parte)

Joven desea huir junto a un batman a cara descubierta ante la atenta mirada de su marido y su mono

Seguimos donde lo habíamos dejado la semana pasada con esta segunda entrega de las señales de alerta ante una posible infidelidad.

6- Mentiras, mentiras y más mentiras

Las excusas y explicaciones que te da no te cuadran. Te habla de amigos a los que no conoces, sale a hacer recados a horas extrañas y prefiere que no le acompañes (buscará momentos para estar a solas y poder hablar). Cada vez que le haces una pregunta se agobia más y más, reclamándote su espacio, siente que le acosas, que le vigilas. Es muy habitual que trate de darle la vuelta a la tortilla y acabe acusándote a tí de ser infiel.

7- Cambios en las relaciones sexuales

Aunque puede haber otras causas (estrés, salud, etc.) también puede ser consecuencia de una infidelidad y en este caso, puede haber dos fases:

Al principio de la relación, en la fase de enamoramiento, los encuentros íntimos disminuyen considerablemente. Hay un sentimiento de culpabilidad al compartir un momento como ese (rehuye las miradas, se comporta de forma distante, etc.).

Finalmente, cuando la relación ya está consolidada hay un repentino cambio en su conducta: aumenta su apetito sexual, interés en probar nuevas posturas, juguetes, etc.

8- Habla mucho de una persona nueva a la que no conoces

Sin duda este es un aspecto muy importante así que fíjate en la frecuencia con la que l@ nombra. Puede responder a varias causas:

Por un lado, puede que aún no se haya producido la infidelidad sino que está coqueteando. Está emocionad@ por las cosas que le apasionan de esa persona y tendrá la necesidad de compartirlo. En ocasiones, puede decir que se trata de alguien del mismo sexo para camuflar su identidad y despejar sospechas.

Por otro lado, puede querer cubrirse las espaldas por miedo a que alguien les haya visto juntos y comentártelo antes de que te enteres por otro lado.

9- De repente, le molestas

Te incita a cambiar cosas tuyas que antes no le molestaban (no le gusta como vistes, le aburres, aborrece tus comentarios, etc.) y quiere ver en tí las cosas que le atraen de la otra persona.

10- Cambios en la atención que te dedica

Aquí pueden ocurrir dos cosas: que disminuya o que aumente. En el primer caso, puede deberse a que poco a poco va perdiendo interés en tí en detrimento de la otra persona. Puede olvidar fechas importantes o dejar de tener bonitos detalles. Por otro lado, si detectas un aumento también puede deberse a un síntoma de culpabilidad que pretende acallar colmándote de cariño y regalos.

Ahora que has detectado varios puntos que encajan con el comportamiento de tu pareja…¡¡PARA!! te vuelvo a recordar que NO SON PRUEBAS sino indicios o conductas comunes con otros casos pero que pueden tener otras muchas explicaciones. Ten en cuenta que puede cumplir varios puntos y no estar siendo infiel o por el contrario no cumplir ninguno pero estar con otra persona...

De todas formas, si continúas teniendo dudas te recomiendo que consultes a un profesional. Si decides investigar por tu cuenta corres el riesgo de que realmente no esté ocurriendo nada, te pille entrometiéndote en sus asuntos privados y tengáis un verdadero problema.

10 señales que pueden alertarte de que tu pareja es infiel (1ª Parte)

Blog-infidelidad1 10 señales que pueden alertarte de que tu pareja es infiel (1ª Parte)

Antes de nada dejaré claro que estos puntos NO SON PRUEBAS de que tu pareja sea infiel, sino indicios. Indicios detectados por gente que ha vivido en primera persona estas situaciones y que nos ha ido enumerando, a lo largo de estos años, todos aquellos aspectos de su pareja que despertaban sus sospechas.

Aunque las estadísticas sobre infidelidades en España arrojan datos muy diversos, todas coinciden en que al menos el 20% de las personas que mantienen una relación son infieles. En concreto, Galicia y Pontevedra se sitúan en el 5º y 6º lugar  a nivel autonómico y provincial respectivamente. Además, afirman que  si contamos aquella gente que se encuentran en la fase previa (coqueteo, curiosidad, atracción), las cifras se duplican.

Vamos a enumerar estos aspectos comunes:

1- Cambios de humor y de comportamiento

Conoces a tu pareja y eres capaz de detectar los cambios que se producen.  Comienza a tener interés por cosas que antes no le llamaban la atención, tiene nuevas aficiones, utiliza otras expresiones y actúa de una forma diferente. Además, es muy común que esté irritable, de mal humor y que haya menos comunicación. Todo esto se debe a un cóctel de culpabilidad, impotencia y necesidad de estar con la otra persona. No te precipites, trata de encontrar una explicación a estas conductas.

2- Incremento del cuidado e higiene personal

Comienza a realizar ejercicio con más frecuencia de la normal, pierde peso, cambia su look, su forma de vestir, quiere verse más a la moda, etc. Aunque puede deberse a una crisis de edad o problemas de salud, fíjate bien en esos cambios y observa si puede haber otros motivos ya que cuando conocemos a alguien que despierta nuestro interés, queremos causarle una buena impresión.

3- Cambio de horarios

Una infidelidad requiere tiempo para estar con la otra persona. Es frecuente recurrir a horas extra, reuniones que se prolongan demasiado o que son a horas extrañas, cenas con amigos (que no conoces). Es habitual que tu pareja desarrolle un sentimiento de que le controlas y que responda mal ante cualquier pregunta.

4- Vive por y para su teléfono

Ok, este es uno de los puntos más importantes así que ¡atención!. Hoy en día llevamos nuestra vida en el télefono, hay miles de aplicaciones que facilitan la comunicación, que te permiten sincronizar redes sociales, juegos en línea, etc. Es muy fácil inventar excusas de por qué está todo el día enganchado al teléfono. Aquí os dejo una lista de las señales más habituales:

  • Recibe más llamadas de lo normal y, en ocasiones, a horas poco razonables. Puede colgar, silenciar, salir a responder, o contestar con incoherencias pero cuando preguntas siempre te responde de forma hosca o con titubeos.
  • Se pasa el día en el Whatsapp, Telegram, Line, u otras aplicaciones.
  • Aumento de privacidad en el móvil: no lo pierde de vista ni un momento, se lo lleva al baño, a la cocina, a tirar la basura…Le pone claves de desbloqueo o se las cambia habitualmente.
  • Hay nerviosismo si le pides el teléfono: si quieres ver las fotos o buscar algo en internet. Puede haber respuestas violentas por su parte.
  • Borra los historiales de búsqueda, llamadas, mensajes y contraseñas.
  • Cuando le llamas aparece apagado o no contesta. Te dice que estaba ocupado, que no lo oyó o que no había cobertura pero cuando estáis juntos siempre está pendiente del teléfono.
  • Aumento de la factura, de los minutos consumidos o de los megas utilizados.
  • En ocasiones, puedes ser tú quien reciba las llamadas misteriosas. Es muy habitual, sobre todo cuando el infiel es el marido, que éste le enseñe fotos tuyas y le diga tu teléfono a su amante para que te identifique si te ve o si la llamas. Muchas veces es ella quien te llama o te controla para conocerte mejor y mandarte señales de que tu pareja es infiel.

 

5- Hay gastos significativos, descenso del poder adquisitivo o retiradas de efectivo injustificadas

Puede deberse a una disminución del trabajo o gastos puntuales (seguro del coche, multas, etc.) pero si se trata de una infidelidad puede ser que le esté haciendo regalos, que invite a comer o que esté pagando la habitación de un hotel. Un aspecto común con otros puntos es que cuando preguntas a qué se deben estos gastos la respuesta sea esquiva o incluso desencadene discusiones.

Hasta aquí la primera parte. Si has prestado atención y alguno de estos indicios te resulta familiar puede que esté sucediendo algo. En Ábaco Atlántico contamos con grandes profesionales especializados en la investigación y descubrimiento de infidelidades. No dudes en contactar con nosotros  y te podremos guiar y asesorar gratuitamente.

¿Investigación con uno o dos detectives?

Blog-dos-detectives1 ¿Investigación con uno o dos detectives?

 

La respuesta es fácil, dos detectives, y aquí se acaba el artículo… Se que algo tan tajante plantea dudas y por eso pasaré a explicar todas las ventajas y la única ¿desventaja? de plantear una investigación con dos detectives.
Desde el punto de vista organizativo dos detectives siempre ofrecen más soluciones. Si el informado tiene varias posibles salidas estas quedan cubiertas, si utiliza transporte público se puede destinar un detective en vehículo y otro a pie, si llegado el punto uno de los investigadores ha de exponerse siempre quedará otro para una posible exposición posterior...

Desde el punto de vista logístico hay más vehículos a disposición del caso. Esto siempre es positivo, pues, cuantos más vehículos se turnen en el seguimiento, más discreto será. Turismos, vehículos industriales, motocicletas… todo adaptado a cada caso y a cada terreno. En zonas rurales uno de los detectives puede permanecer oculto en zonas boscosas e ir comunicando al segundo, a las afueras de la zona, los movimientos del investigado sin levantar ningún tipo de suspicacia.

El criterio profesional nos dice que dos detectives sobre el terreno piensan, coordinan y trazan planes mejor que uno solo, que puede tener una visión sesgada de la situación y del posicionamiento geográfico.

En cuanto a lo verdaderamente importante, las pruebas conseguidas serán más abundantes, de mayor calidad y tendrán varios ángulos de visión. Lo que un detective no consiga grabar es posible que quede registrado por el otro, si uno tiene que arriesgarse para obtener una buena toma, el otro podrá proseguir la investigación cubriendo a su compañero...

La posible desventaja, y digo bien posible, viene desde el punto de vista económico. Lógicamente, cada hora con dos detectives es más cara que con uno. La mayoría de casos se podrían resolver con un solo investigador, no obstante este tardaría más que dos operando simultáneamente. ¿Es preferible un detective resolviendo el caso en doce horas o dos consiguiéndolo en cuatro horas? Siempre va a ser más económico cuanto menos tiempo se emplee, y para ahorrar tiempo el consejo es contratar dos detectives.

En resumen, hay mucho a favor y poco, o nada, en contra. No obstante en Ábaco Atlántico estaremos encantados de asesorarle, pues hay cientos de casos, y cada uno es único y requiere un plan de actuación personalizado. Pidanos consulta y presupuesto totalmente gratuito y sin compromiso.

Llámanos