Archivos de Categoría: Pensiones

Carnet del espía profesional

blog-carnet-de-espía Carnet del espía profesional

Los de apple cada vez se curran menos el iPhone

Querido lector, si has entrado aquí es porque quieres ser espía. En lo más profundo de tu ser quieres vestir una enorme gabardina gris, llevar un sombrero de principios del siglo pasado y fumar en pipa. Pero a la vez también quieres utilizar métodos vanguardistas del siglo XXI, por eso has buscado en Google como espiar el móvil de mi pareja. Enhorabuena, lo más posible es que tu ordenador o tu Smartphone se hayan contagiado de lo que tú querías contagiar y vayas a ser el espiado. No te preocupes, si como mucho van a conocer tus intimidades los rusos, siempre son los rusos, tú sigue adelante con tu plan.

Si consigues introducir este programa en el móvil de tu pareja escucharás con quien habla, leerás sus mensajes, verás las fotos que saca y donde se encuentra en cada momento… vaya retahíla de delitos estas cometiendo. Por desgracia no tienes la misma bula que puede tener James Bond o el cienciólogo de Mision Imposible. Pero oye, que tampoco te estás jugando el pescuezo entre balazos de esbirros con menos puntería que Stevie Wonder jugando a los dardos.

Ya lo has dibujado en tu mente: hurtas el móvil de tu pareja, mientras, unos y ceros verdes caen por una pantalla de carga que no parece llegar nunca al 100%. Una cuenta atrás en tu reloj te anuncia que en breves saldrá de la ducha y verá su móvil. Una gota de sudor frío corre por tu cara mientras con tacto de cirujano y unas pinzas de depilar recolocas la tarjeta en el teléfono, ¡Rápido! -Hola cariño, estaba aquí, no haciendo nada sospechoso.- Entrecruzas los dedos y pones tu mejor sonrisa falsa.

Enhorabuena, ya eres todo un espía. Has conseguido ser la excepción, el espía al que nunca pillan… ¿Lo podrás seguir manteniendo mucho tiempo?

Mejor no te la juegues haciendo cosas ilegales como y contrata a profesionales. Muchas veces se necesita perspectiva para afrontar con decisión las dificultades. En Ábaco Atlántico estaremos encantados de asesorarte y trazar el plan de actuación más adecuado para cualquier problema que se te plantee. No dudes en contactar con nosotros.

El detective privado como soporte jurídico

blog-abogados-1024x739 El detective privado como soporte jurídico

El sagaz abogado esconde el informe del detective como su as en la manga

En países como Estados Unidos, Reino Unido o Alemania es muy común observar como los profesionales del derecho hacen uso de empresas de investigación con la finalidad de obtener información y pruebas de peso para utilizarlas en sus procesos judiciales y garantizarse un resultado positivo en las pretensiones de sus clientes.

En España son muchas las personas que aún identifican al detective con ese personaje novelesco escondido tras un periódico agujereado vigilando a la pareja de alguien. Nada más lejos de la realidad. Cierto es que siguen llegando trabajos de esta categoría (omitiendo el detalle del disfraz) pero a medida que la figura del detective se hace menos sombría se va descubriendo un amplio abanico de posibilidades en las que un detective privado puede intervenir y realizar una tarea, en ocasiones fundamental, para la resolución de un problema, tanto para particulares como para empresas.

Lo que en este artículo nos ocupa es la figura del detective privado como soporte jurídico. A continuación os explicaremos con más detalle de qué se trata. Nuestro trabajo se podría dividir en tres fases fundamentales:

  • Comprobar la viabilidad del litigio: Se hace una investigación previa para determinar si es conveniente iniciar una investigación y si las posibilidades de ganar el pleito son favorables (por ejemplo, identificar bienes ocultos y estudiar la solvencia del deudor en casos de insolvencias fingidas).
  • Recopilar información y pruebas para afianzar la estrategia del procedimiento: Se reunirá material video-gráfico suficiente para demostrar una situación concreta (una baja fingida o una situación de competencia desleal a nivel laboral o un mal comportamiento de un progenitor para la revisión del régimen de visitas).
    Se elaborará un informe completo con una exposición detallada de los acontecimientos, anexo fotográfico y documental y videos obtenidos durante la investigación.
  • Ser el único profesional legalmente habilitado: la ley 23/1992 de Seguridad Privada y su Reglamento “reservan al detective privado, con carácter excluyente a otros colectivos, la función de obtener, por cuenta de personas físicas y jurídicas, información y pruebas sobre hechos y conductas” (art. 19.1 LSP y 101 RSP). Además, la jurisprudencia acoge favorablemente la actividad del detective en el proceso otorgándole un innegable valor probatorio (por ejemplo en la STS 06/11/1990); y la Ley de Enjuiciamiento Civil dedica dos artículos a estas aportaciones, señalando al detective como profesional de la investigación privada legalmente habilitado para presentar pruebas.

Al presentar las pruebas en un juicio es común que el detective tenga que ratificar su informe ante los diferentes Jueces y Tribunales. En ese momento debemos identificarnos con nuestra Tarjeta de Identificación Profesional emitida por el Ministerio de Interior. Para más garantía nuestros informes van sellados por el Colegio Oficial de Detectives Privados de Galicia, lo que acredita que está elaborado por un detective colegiado, legalmente habilitado por la Dirección General de la Policía Nacional, la Guardia Civil y el Ministerio de Interior.

Hay una amplia variedad de servicios para los que somos requeridos. A continuación os mostramos una lista de los más habituales, tanto para empresas como para particulares:

En resumen:

  • El detective privado colabora con los despachos de abogados como un soporte jurídico que aporta una información y unas pruebas, en ocasiones decisivas, para concluir con éxito las pretensiones de su cliente.
  • Somos personal cualificado y autorizado para presentar las pruebas en un juicio y ratificar nuestros informes con las identificaciones que nos habilitan por organismos oficiales.
  • La versatilidad de nuestros servicios nos permite actuar en una gran cantidad de supuestos con resultados muy positivos.

Hay que recordar que contratar a un detective es una inversión y no un gasto pues el ahorro obtenido con la resolución positiva de un conflicto supera con creces el coste de nuestros honorarios.

Si desean profundizar en el contenido de este artículo o están interesados en nuestros servicios pueden ponerse en contacto con nosotros. Será un placer atenderles.

Carnet del buen progenitor

blog-buen-progenitor-662x1024 Carnet del buen progenitor

Nadie le quiere decir al niño que eso no es una mochila para ir al cole

Como habrás podido observar en tu vida cotidiana, cada vez hay más divorcios. La desestigmatización del matrimonio “hasta que la muerte nos separe” es más clara que nunca. En pleno siglo XXI no hacen falta motivos excepcionales para finalizar  una relación.

Ahora trata de explicarle esto a cualquier niño que se haya criado viendo las películas de Disney donde todo es maravilloso y solo hay príncipes y princesas, el bueno gana, el malo pierde… Se antoja bastante difícil, ¿Verdad?

Pues no. Los niños son mucho más inteligentes de lo que creemos y si nos sabemos explicar pueden entender cualquier cosa.

Esta introducción viene a colación de los hijos, uno de los pocos nexos de un matrimonio fallido, sin contar la hipoteca, el coche, el negocio, ese terrenito en herencia, las amistades del uno, las amistades de la otra, los bares a los que ibais juntos, los suegros, las suegras… A lo que iba, un niño no se puede tirar, aunque cada progenitor tire de él hacia su lado.

Algunos tiran de los niños porque realmente los quieren y ese es su objetivo prioritario, es lo que conocemos como “personas normales”: tienen un hijo y para ellos es lo primero. Sin embargo hay otros tipos de progenitores, de los que pasaremos a hacer una lista:

  • Hortelano: es aquel que no quiere al niño para sí, pero tampoco quiere que se lo quede el contrario. Es fácil de identificar porque el niño se queda siempre con los abuelos mientras  trabaja, va de compras, ve el partidito, juega la partidita, bebe sus quintos, sale hasta las tantas, mira las nubes… cualquier cosa menos la que le corresponde. Pero eso sí, que el niño es suyo aunque a la hora de la verdad ni lo conozca.

 

  • Inocente: es el que descarga toda la culpa en el contrario, culpándole de los males propios y parte de los de la humanidad. El niño es el confesor, por supuesto, para qué contarle tus penas a un psiquiatra cuando tienes a tu propio hijo menor, que lo ves un par de días a la semana y te sale gratis cargarle tus taras. Aderezar las penas culpando al contrario es lo ideal para ese cóctel de ideas que se está formando en la cabeza de la pobre criatura, que no tiene ninguna culpa de la estupidez de los adultos.

 

  • Consentidor: este se cree que es bueno porque llena a su niño de cosas. De todas las cosas que quepan en sus pequeñas manitas, menos de tiempo, que como bien sabes no se puede pesar en kilos ni medir en metros. ¡¡Mira que regalo más guay te he comprado!! ¡¡Cuántas cosas te compro!! ¿Quiéres ese juguete?... Lógicamente, un niño quiere jugar, pero si es posible quiere hacerlo con sus padres. Los regalos vacíos no sirven de nada. Un gran ejemplo de este tipo de progenitor nos lo dió una marca de muebles sueca bastante modestita, en su magistral campaña “La otra carta”.

  • Ausente: el que ni está, ni se le espera. El único contacto que tuvo con su hijo fue en el momento de engendrarlo, luego desapareció. Y cada día, cuando su hijo pregunta, no responde. Con el tiempo la pregunta pasará a ser cada semana, cada mes… hasta que llegue el momento en el que no desee saber la respuesta.

Estos cuatro tipos son los que solemos encontrarnos en nuestro trabajo.  Pero recientes estudios de la prestigiosa universidad Pocoyó en Fondo de Bikini, llevados a cabo por expertos infantiles defienden la existencia de un quinto tipo, del que hasta ahora se cree que es un ser mitológico:

  • Unicornio: los padres ya no viven juntos, pero siguen siendo cordiales. Siempre dicen cosas buenas el uno del otro delante de sus hijos. Juegan con ellos, les dedican tiempo, comparten las aficiones e intereses que tienen los niños, posponen o cancelan sus planes si interfieren con la salud o bienestar de los pequeños y sobre todas las cosas, los escuchan y los quieren.

Si has llegado hasta aquí sin identificar a ninguno de los tipos te pido que nos lo hagas saber, esta rara avis requiere ser catalogada ipso facto. Pero como lo más probable es que conozcas algún caso, te aconsejo que lo consultes con nosotros de manera totalmente profesional, discreta y gratuita.

Si no perteneces a esta lista, enhorabuena, ya tienes tu carnet del buen progenitor.

Llámanos